Guía de compra de un portabebés

¿Cómo elegir un portabebés?

Elegir un portabebés puede resultar un poco confuso ante la gran cantidad de modelos disponibles en el mercado. Sin embargo, esta es una de las herramientas más prácticas para los padres de un infante desde que es recién nacido llegando a poder utilizarse en algunos casos hasta pasados los dos años, ya que permite llevar al niño dejando las manos libres para realizar otras tareas, asimismo un buen portabebés permitirá al niño relajarse y dormir tranquilo en una posición que sea cómoda tanto para él como para el porteador. 

En las primeras fases del desarrollo es importante que el bebé se sienta seguro y cercano a su madre, una de las formas para estimular esta cercanía es usando un portabebés pues el niño queda en una posición donde puede escuchar los latidos del corazón de la madre y tener contacto directo con su piel. Además, puede ser útil para otras actividades como amamantar en público o simplemente un día en el parque.

Pero cualquiera que sea el caso es importante elegir un portabebés que se adapte a nuestras necesidades y las del niño para sacarle el máximo provecho.

Hay varios factores a tomar en cuenta a la hora de comprar un portabebés. El principal es la edad del bebé. No tendrá las mismas necesidades un recién nacido que un niño de dos años. Una vez que tengamos eso definido lo siguiente será buscar uno que sea ergonómico que proteja tanto el cuerpo del bebé como el del porteador. Ya con esto podremos hacernos una idea del tipo de portabebés que nos vendrá mejor: fular elástico o tejido, mochila ergonómica, mei tais o bandolera.

Para finalizar también debemos respondernos algunas preguntas acerca del uso que le daremos al portabebés: será para largos periodos de tiempo, estar en casa o salir a pasear. En la siguiente sección detallaremos más cada uno de estos puntos.

1. De acuerdo a la edad del bebé

– De 0-4 meses

Esta etapa es quizás una de las más críticas en el desarrollo del bebé. Todavía no puede sostener la cabeza por sí solo y requiere de atención constante. Por ello contar con un portabebés es una manera de solucionar algunas de esas exigencias pues nos permitirá una mayor libertad de movimiento sin tener que descuidar en ningún momento al bebé. Adicionalmente, el contacto directo con el recién nacido nos ayudará a crear vínculos más fuertes entre el niño y la madre.

Para esta etapa no hay tantas opciones como cuando están más mayores, esto se debe a que a esta edad no puede apoyarse ni sentarse como tendría que hacerlo en una mochila o en un mei tai. Sin embargo algunos fabricantes han logrado solucionar ese problema con adaptadores que se ajustan a las necesidades del niño.

Para esta edad lo más recomendado son los fulares, ya sean elásticos o tejidos, en especial los primeros pues son más fáciles de usar gracias a que vienen preanudados así como la facilidad que ofrecen a la hora de amamantar ya que la madre lo puede hacer sin necesidad de sacar al bebé del fular en posición de cuna o ventral según sea su preferencia. El peso del bebé queda bien repartido entre los hombros, la espalda y la cadera, con lo que resulta muy cómodo de llevar a la vez que seguro para la espalda del porteador.

Portabebés - Fular portabebés elastico para llevar al bebé

Si no se va utilizar por periodos de tiempo muy largos, se recomienda el uso de la bandolera pues todo el peso recae sobre un hombro y parte de la espalda. Sin embargo, es muy ventajoso a la hora de amamantar pues el bebé se encuentra en posición naturalmente.

Otras opciones son los Mei Tais evolutivos que vienen con un adaptador para ajustarse al crecimiento del bebé al igual que las mochilas evolutivas, estas últimas tienen la ventaja de ser las más duraderas de todas. Una vez que el bebé puede sostener su cabeza sin ayuda, a partir de los 4 meses en adelantes aproximadamente estas últimas se pueden utilizar libres de adaptadores adicionales.

A partir de los 6 meses hasta los 2 años

El avance en el desarrollo del bebé más importante hasta este momento es que ahora tiene la capacidad de sentarse por su cuenta, es decir, es capaz de mantener la espalda erguida sin necesidad de ayuda extra. Por esta razón a partir de esta edad pueden utilizar cualquier tipo de portabebés de los disponibles en el mercado. Por eso en esta fase la elección de portabebés dependerá más en el uso que se le quiera dar que en las características propias de cada tipo de modelo.

Fulares: Al igual que en la etapa anterior, los fulares son muy prácticas por la posición en la que va el bebé. Sin embargo, pueden ser algo complicados de utilizar pues requiere técnica para anudarlos, asimismo si el bebé es inquieto y requiere ser sacado con frecuencia puede que sea algo engorroso. Es una opción cómoda tanto para el bebé como para el porteador. Además, la suavidad del tejido lo mantiene abrigado en invierno y fresco en verano. Se recomienda para porteos largos.

Bandoleras: Son parecidas a los fulares, pero se recomiendan para periodos cortos o medios pues el peso no está bien repartido, para ello se aconseja cambiar de posición para que la carga no sea sólo de un lado del cuerpo del porteador. En caso que el bebé necesite ser sacado frecuentemente del portabebés, la bandolera es una buena opción.

Mei Tais: Más frescas que las mochilas pues no tienen acolchados. Se pueden utilizar en la espalda o en la cadera de manera cómoda para el bebé y para el porteador. Otra ventaja de estos portabebés es que cuentan con un sistema de amarre que se ajusta por medio del anudado al tamaño del adulto, lo cual viene muy bien si existen diferencias de tamaño entre los porteadores. Son recomendados para largos periodos de porteo.

Mochilas ergonómicas: Son quizá la opción más práctica y fácil de utilizar para padres pues no hay que aprender ningún tipo de técnica de anudado, sino que se ajusta como una mochila convencional. El acolchado la hace muy llevadera aunque puede producir calor en los días de verano. Este tipo de portabebés es recomendado para todo tipo de porteos y tiempos de uso.

Portabebés - Manduca 1

De 2 años en adelante

En caso de que no hayas utilizado nunca un portabebés y quieras empezar a esta edad lo más recomendable son las mochilas. En el mercado hay algunas que están especialmente diseñadas para niños ya más grandes. La posición más cómoda durante esta etapa es llevar al niño en la espalda en todo momento. Otras opciones que pueden resultar útiles son los fulares para padres más experimentados, las bandoleras para ratos cortos o incluso los mei tais son prácticos durante estos últimos años de porteo de los bebés.

2. Ergonomía

Diferenciar entre un portabebés ergonómico y uno que no lo sea nos permitirá estar seguros de obtener la seguridad y comodidad que estamos buscando, en especial cuando hay marcas en el mercado que se anuncian como ergonómicas sin serlo. Para saberlo, lo primero que debemos mirar es la posición en la que queda el bebé cuando está dentro del portabebés.

Nunca debe quedar colgando con el peso sobre su pelvis y genitales pues en estos casos puede ser perjudicial para la seguridad e incluso el desarrollo del niño. En un portabebés ergonómico el bebé debe quedar en posición de M o “de ranita” esto es que las rodillas quedan un poco elevadas para estar al nivel o más arriba del culete del niño. De esta forma el peso se distribuye correctamente reposando sobre los huesos de la pelvis y no sobre los genitales como comentábamos más arriba.

Por otra parte, durante los primeros meses de desarrollo el bebé es muy importante que el bebé vaya en todo momento viendo hacia el porteador por dos razones. La primera es que al estar en posición de ranita y viendo hacia el porteador se conserva la curvatura natural de su columna al mismo tiempo que evita que el bebé intente echarse para atrás instintivamente para mantenerse erguido, lo cual pudiera causarle daños en la región lumbar.

Portabebés - Boba 4G

La segunda razón es igualmente importante, a esa edad los bebés no están en capacidad de procesar la cantidad de estímulos con los que nos encontramos diariamente. Si el bebé va viendo hacia el frente puede sobre estimularse lo cual no es nada recomendable. Al ir viendo hacia el porteador, el niño se siente seguro y protegido de todos esos estímulos, lo cual ayuda a que se mantenga calmado durante todo el tiempo de porteo. A la vez que se refuerzan la cercanía y el contacto.

Sin embargo, la ergonomía no es sólo importante para la salud y el cuidado del bebé, también hay que considerar si se trata de un portabebés ergonómico para el porteador. Cuando se lleva al bebé de esta forma los puntos de soporte son los hombros, la espalda y la cadera, esta última tiene la mayor resistencia. Un buen portabebés reparte de manera equilibrada entre esos tres puntos.

Para reconocer si es ergonómico la sensación que debe tener el porteador es de ir abrazando al niño y nunca una carga como cuando utilizamos una mochila. De esta forma garantizamos que nuestra columna no sufra mientras estamos llevando al bebé. Recordemos que mientras más cómoda sea, más tiempo podremos resistir el porteo sin cansarnos.

3. Otros puntos a considerar

Una vez claros en cuáles son los tipos de portabebés apropiados para la edad y peso de nuestro niño podemos delimitar más la búsqueda al tomar en cuenta nuestras necesidades particulares. Cada familia es distinta, por ello es importante que logremos encontrar un portabebés que se ajuste perfectamente a nuestra dinámica particular.

Afortunadamente, en el mercado hay modelos con características especiales para cada tipo de familia, ya sea que pasen más tiempo en la ciudad o les gusten los viajes a la playa o la montaña. De esta forma nos aseguramos de sacar el mayor provecho posible a nuestro portabebés.

Portabebés - Deuter Kindertrage Kid Comfort II

Quizás la pregunta más importante que debemos hacernos a la hora de elegir es ¿Qué uso le voy a dar al portabebés? Como hemos visto en las secciones anteriores un fular elástico tiene un tiempo de uso recomendado distinto al de una bandolera, por ejemplo. Hay que tener claro entonces si vamos a portear por largos periodos de tiempo o por el contrario sólo lo usaríamos para amamantar y periodos cortos.

Otro factor a considerar es si el porteo lo haremos en casa o fuera de ella, si es así dónde. Son preguntas sencillas que nos darán luz acerca de cuáles modelos son los más adecuados para nuestras necesidades.

Otra pregunta interesante para hacerse en este punto es ¿Quién o quiénes van a utilizar el portabebés? Esto es importante especialmente si hay mucha diferencia de tamaños en caso de que sean dos o más personas los que van a portear. Algunos modelos no se pueden adaptar sino que vienen por tallas. Pero en líneas generales casi todos se pueden ajustar.

Ya por último quedarían otras consideraciones prácticas como: ¿es fresco? ¿protege al bebé del sol? o si tiene algún bolsillo extra con cremallera que se pueda utilizar para llevar algunos objetos como biberones o juguetes. Siempre teniendo en mente el uso que queremos darle al portabebés.

Consideraciones finales

Como hemos podido ver, la diversidad de modelos existentes en el mercado nos permitirá escoger un modelo que se ajuste a nuestras necesidades, recordando siempre comprar un portabebés diseñado para la edad y desarrollo de nuestro niño, asimismo deberá ser ergonómico para mayor comodidad y seguridad tanto del padre como del bebé.

Entre los tipos de portabebés existentes quizás el más sencillo y que se adapta a la mayoría de las familias es la mochila ergonómica, tanto por los materiales de los que están hechas como por la facilidad de uso que tienen, asimismo las mochilas con adaptadores pueden servir desde que el bebé es un recién nacido y hasta pasados los dos años.

, , ,

No comments yet.

Leave a Reply

El propietario de esta web, PortabebesyMochilas.com, participa en el Programa de Afiliados de Amazon EU, un programa de publicidad para afiliados diseñado para ofrecer a sitios web un modo de obtener comisiones por publicidad, publicitando e incluyendo enlaces a Amazon.es y Amazon.de.

Amazon y el logo de Amazon son marcas registradas de Amazon.com, Inc. o sus afiliados.

Powered by WordPress. Designed by Woo Themes

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies